Cuentos de Mila


los cordones
abril 17, 2020, 4:23 pm
Filed under: Uncategorized

LOS CORDONES
Se llamaba Jacobo Cusmano, pero le apodaban “mano”.
Una mañana de primavera llegó en unos minutos al convencimiento de que sus pies necesitaban un aspecto “único” y con ese propósito fue al armario y seleccionó los zapatos que le ayudaran a pasar de un “bien” a un “sobresaliente”.
Los elegidos fueron unos negros clásicos, muy usados para ir al trabajo, viejos y cómodos. No parecían prometer mucho, pero…
Con ellos en los pies se acercó hasta la zapatería de su amigo y le pidió unos cordones luminosos con luz “led” para los mismos.
El zapatero a quien llamaban “ciempiés” le miró detenidamente y sin mostrar asombro le preguntó: ¿Con luz fija o parpadeo?
Como su propósito era mejorar el “look” no lo dudó:
– El pie izquierdo con luz fija y el derecho con parpadeo –
– ¿Son ligeros los cordones? – preguntó “mano”– no quería tener dolor de pies por sobrecarga de peso en los zapatos.
-Tranquilo, le contestó “ciempiés”– no tienen peso, tampoco tendrás problemas en los días de lluvia y charcos, es una de las grandes revoluciones que ha recibido el mundo de la iluminación, son como pequeños dioses, darán un giro divertido a tus viejos zapatos y conseguirás que en tus bailes luzcas mucho más impactante y atrevido, y por último son baratos.
Ligeros…antihumedad…divertidos…atrevidos y baratos son muchos adjetivos, reflexionó mientras entregaba sus viejos zapatos a “ciempiés” para que ajustara los nuevos cordones.
Al hacerlo, con sonrojo vio como asomaba el dedo gordo del pie derecho en su calcetín, un tanto estrangulado por los bordes del agujero del que quería escapar.
Ese “tomate” -Le dijo “ciempiés”– se puede solucionar con una bombilla fundida estándar y no con la de “led”… las de toda la vida son, las que sirven para zurcir los agujeros de los calcetines.
“Mano” desconcertado callaba, según afirmaba su amigo una bombilla que ya era pieza de museo servía para solucionar los descosidos en la ropa, ¿cómo?…verdaderamente no estaba a la altura de las circunstancias en cuanto a arreglos manuales, pero como no quería pasar por ignorante ante el zapatero optó por asentir con la cabeza y suspirar.
Poco después salía del comercio con el zapato negro del pie izquierdo encendido de modo continuo en color multicolor, y el zapato del pie derecho con un parpadeo lento de apagado y activado cada varios segundos en rojo, morado y naranja.
Seguían siendo cómodos y sin duda ahora llamativos, de improviso un perro cachorro aburrido se le acercó hasta tener contacto con su zapato y observó el parpadeo, antes de que pudiera evitarlo alzó la pata le meó a su calcetín y nueva electrónica, escapando veloz.
Al instante, de su mojado pie le llegó un olor desagradable y abrumador de meada, ¿cómo eliminar el “tufillo”?… su calcetín, no mostraba un aspecto decente y pulcro a pesar de que las luces seguían parpadeando.
Con un gesto rápido se descalzó y terminaron los dos en una papelera con “tomate” incluido.
Ahora, al observar los pies descalzos sobre el pavimento, mientras sus viejos zapatos ajenos a todo seguían de verbena con su luz “led” comprendió lo absurdo de su pretensión, no había nada de “sobresaliente” en sus pies por el hecho de llevar cordones especiales, todos los adjetivos favorables a los que hizo referencia “ciempiés” no habían evitado que un perro más tonto que listo le meara.
La revolución es un cambio fundamental respecto al pasado inmediato que en este caso ha transformado la iluminación, pero no todas las revoluciones son válidas para mejorar una situación, y “Mano” se convenció que ésta era una de ellas.



EL PUENTE
noviembre 22, 2016, 4:06 pm
Filed under: cuentos cortos, fabulas, relatos cortos, Uncategorized

64713

EL PUENTE

 La corriente de agua no era muy intensa, incluso se podía atravesar de una orilla a otra del arroyo saltando de piedra a piedra sin mojarse, pero, para evitar las incomunicaciones que provocaban las crecidas en el invierno, y mayor comodidad de quienes diariamente cruzaban el riachuelo, se decidió:

Fabricar un sólido puente de piedra.

Se levantaron dos pilares o puntos fijos en las respectivas orillas y se unieron los mismos con un arco.

Para ello utilizaron granito de la cercana cantera.

Perrutxo, el albañil maestro oficial, borrachín por naturaleza vivía dominado por dos pasiones.

La primera:

La impresión de caracteres ó escritos enigmáticos inspirados en sus momentos de éxtasis, cuando su alma se embargaba en un sentimiento de admiración y alegría provocada por su segunda pasión:

El vino.

Así que, en la “clave” o piedra central que cerraba el arco del puente, quiso dejar para la posteridad constancia de su trabajo y grabó en la roca dura compuesta de cuarzo y mica con el cincel y el martillo, una inscripción.

Un círculo, y en la parte inferior de su superficie realizó una concavidad.

A su lado, el mismo círculo y concavidad con un cilindro largo en la zona superior.

Cuando por el cuello angosto de la botella de vino observaba el zumo de uvas al fondo sabía que tenía que perpetuar aquella bella imagen….

La redoma ó porrón con su largo pitón en la panza provocaba en él, igual inspiración

Aquel jeroglífico no tenía mas explicación, que la habilidad de Perrutxo en el trabajo manual y su alma extasiada de vino

Pero….

El tiempo lo prestigia todo, y convierte cualquier pasado en arqueología

Al albañil maestro oficial nadie lo recordaba, pero el puente de piedra de granito con las dos inscripciones ó jeroglíficos en la “clave” o piedra central que cerraba el arco se conservaba sin deterioro, y era el lugar mas visitado por los vecinos del pueblo y peregrinaje para los de los alrededores.

Enterado el Obispado de las circunstancias que se daban y aludiendo que el terreno estaba bajo la jurisdicción de la parroquia, quiso controlar el acontecimiento con la esperanza de obtener algún beneficio, al fin y al cabo Dios no habría alcanzado nunca el gran público que tiene sin la ayuda del diablo de la Iglesia…

Para ello enviaron al Párroco D. Desiderio, hombre consagrado a Dios ungido y ordenado para celebrar oficios divinos y poco dado a descifrar pasatiempos, a realizar un informe sobre los misteriosos círculos y sus concavidades.

A regañadientes llegó un lunes de Abril.

La Primavera estaba en sus comienzos y se mostraba espléndida en la naturaleza, bajo el puente, el agua se deslizaba atropellándose de roca en roca salpicando pequeñas gotas al aire que las esparcía por las orillas.

Era un día mágico, pero D. Desiderio tampoco estaba interesado en la magia.

Una vez en el lugar, observó detenidamente el granito tallado, y ya se sabe,… basta mirar algo con atención para que se vuelva interesante.

No lo dudó ni un instante.

-¡Son los ojos del diablo, … el de la izquierda es el ojo femenino y el de la derecha el masculino…éste puente está endiablado¡

Con la mano extendida al aire formaba la cruz bendiciendo el lugar con la intención de desendiablarlo, a la vez que retrocedía a tropezones gritando

En su precipitación resbaló, y se golpeó la cabeza con el ojo masculino.

Perdió la razón….

Sin la facultad de pensar ó discurrir, solo la de observar con la mente nublada, vio una redoma ó porrón de vidrio y en el fondo de ella un ojo convertido en vino que se ofrecía tentador…..

Momentos después recuperó la conciencia, su dolorida cabeza seguía apoyada sobre el diablo masculino, mientras el supuesto femenino le observaba sonriente.

A la vez….

En su paladar y garganta saboreaba un aromático zumo de uvas que fortalecía por momentos su cuerpo.

Creo… que me he…. precipitado -balbuceó D. Desiderio- con el alma extasiada de vino…

-No son los ojos del demonio…SON DE LA VIDA…..

Con estas palabras llegó el informe al Obispado

Este cercó el puente…

Embotelló el agua del riachuelo…

Y lo comercializó con bendición Papal..

  1. Desiderio desde que se golpeó la cabeza no razona muy bien…se ha aficionado al vino…habla entre dientes de un tal Perrutxo, que dice ser albañil maestro oficial…

Con el, descifra antiguos enigmas fabricados por toscas manos que generalmente no tienen mas misterio que la tosca lógica de la razón de quien lo hizo, pero el tiempo ha sabido crear a su alrededor intereses.

Ellos entre trago y trago, gastan entre los dos el ingenio suficiente para reconocer la semejanza entre cosas diferentes y la diferencia entre cosas semejantes



LAS OVEJAS
septiembre 29, 2022, 8:53 am
Filed under: Uncategorized

En la biblia, Dios comparo a los humanos con las ovejas, y las hizo valiosas por muy insensatas que sean.

Estas herbívoras, alimentadas de pasto y cereales, poco inteligentes, tímidas, apacibles, con pocos recursos de defensa ante los depredadores, necesitadas de guía o pastor por su falta de sentido de orientación, caminan ordenadas en grupos o fila sin empujarse y saltan cuando están emocionadas o alegres, a la vez que les gustan los lugares silenciosos y tranquilos.

Proporcionan leche, carne y lana.

Son símbolos de bendición y prosperidad dentro de la cristiandad, por su sumisión.

Pero un día, en Islandia nació una oveja líder, de pupilas rectangulares.

Desde joven comprobó, que cuando corría por los campos alteraba al grupo que iban nerviosas tras ella, y si saltaba un obstáculo, todas las ovejas saltaban al llegar al lugar, incluso, aunque hubiera sido retirado este.

Eran verdaderamente tontas.

Así que pronto se vio a la cabeza del rebaño gestionando la manada, y consiguiendo que todas las integrantes del grupo trabajaran con entusiasmo y confianza en sus propuestas.

Reconocían su voz, y pronto buscaron su amistad para expresarle con su balar emociones, alertas o hambre. Su beeeee….sonaba como un améeeeen…. aceptando su destino.

El líder, observo que su indefensión era total, no sabían luchar ni morder, tampoco tenían garras, estaban a merced de cualquier depredador, si una oveja caía patas arriba, no tenía la capacidad de dar la vuelta sola.

Era desesperante no haber desarrollado más cualidad que tener buena memoria para reconocer las plantas medicinales, y la voz del amo para obedecerle. 

Una exhaustiva revisión de sus extremidades le confirmó que sus pezuñas eran duras, así que comenzaron a trabajar las mismas para fortalecer y aprender a dar patadas.

Todas las mañanas después de un frugal desayuno, imitando el hacer del líder, las ovejas daban patadas al aire acompañados de saltos con impulsos, entre risas y jadeos.

A continuación superando sus temores, bajaban en grupo hasta el río bebiendo el líquido que corría por él, dejando a un lado los pozos con agua estancada de la que se habían suministrado hasta entonces, por temor al movimiento del agua.

El pastor desde el caserío, observaba los cambios que se estaban produciendo entre los bovinos, asombrado.

Hasta hacía poco tiempo, todas las ovejas le seguían a él con la misma sumisión que en la región de Galilea (provincia de Judea) en el siglo I todo un pueblo judío, le seguía a un líder religioso llamado Jesús.

Veinte siglos más tarde, la confianza depositada en él como pastor estaba en entredicho y se sometían más a la oveja líder.

Incluso la leche había mejorado en cantidad y sabor.

Cuando en el verano las esquilaron, la lana recogida (fibra natural) era abundante, abierta, brillante y elástica.

Llegó el otoño y con él, la época de apareamiento llamado “rodera”

El pastor buscó un carnero dominante, con olor y adecuado físico dentro del sistema de reproducción.

Entre gruñidos, balidos y resoplidos debería cortejar a las ovejas.

Pero el elegido no fue del agrado de estas, querían ser tratadas con un poco de delicadeza y decidir ellas misma quien sería su pareja, a éste, le recordaban de anteriores ocasiones, como un macho agresivo después de la reproducción.

Guiadas por su líder, en cuanto el carnero se puso sobre las patas traseras queriendo impresionar y aparear, las ovejas con un salto y una buena patada de sus pezuñas le dejaron fuera de combate, estableciendo la jerarquía de dominación a su favor.

Había llegado la época del empoderamiento.

La vida no camina para atrás ni se detiene en el pasado.

Muchos siglos después de que aquellas ovejas aceptasen su destino con sumisión, habían comenzado a reforzar su estrategia de ataque y autoridad para mejorar su vida bovina.        

               Bienvenida sea toda iniciativa de mejora en las hembras



LA MACETA
septiembre 29, 2022, 8:47 am
Filed under: Uncategorized

 LA MACETA

Cuando el hombre se trasladó del campo a la ciudad, lo añoró tanto, que implanto en ella un trozo del mismo.

No hay civilización que no haya tenido macetas en las ventanas, jardines o huertas.

Y es así, que…

Una castiza maceta de barro, obra de arte de un alfarero prestigioso, lucía un abundante césped verde de 8 centímetros de alto, en el balcón principal del ayuntamiento de una capital andaluza.

Orientado ésta al sol y regada cuidadosamente con fertilizante orgánico por un empleado del mismo, había crecido con su color fresco y esperanzador para deleite de quien deseara recrearse en su visión.

A corta distancia, otro recipiente, éste de tela transpirable con aislamiento térmico contra el frio y el calor (geo textil) de última generación, presuntuoso y arrogante lucía un espléndido perejil de color verde oscuro, que a pesar de ser pariente de la venenosa cicuta, es apreciado y utilizado como condimento.

Un gordito grillo alimentándose del vegetal, convive entre las macetas del césped y el perejil.

Mayoritariamente duerme de día, con extremidades desarrolladas para largos  saltos, se traslada del recipiente de tela traspirable al de barro y viceversa ágilmente todas las noches.

Además, acude al canto de quien desea reproducirse a la luz de la luna.

Llegado el otoño, con baile de apareamiento incluido, monta a varios machos diferentes y luego decide que esperma de ellos utilizar para la fecundación.

Es una hembra independiente y muy cotizada.

Se llamaba Dorita.

Aquel anochecer de finales de Septiembre, el sol hacía horas que se había ocultado, cuando un canto sonó en la oscuridad, una voz diferente y repetitiva  llamó su atención, llena de curiosidad de un salto se presentó en el recipiente de tela transpirable del perejil, en busca del autor.

Quien lo interpretaba, era un saltamontes con un verde brillante a la luz de la luna.

Dorita, al momento se enamoró de su resplandor.

Sin perder el tiempo y sin preámbulos lo montó, su esperma le resultaba  atrayente.

El saltamontes quedó sorprendido y alagado, aunque eran parientes cercanos tenían diferencias significativas, la gordita Dorita y su iniciativa, le cautivo.

También el perejil ayudaba, pues aportaba en aquella maceta su aroma delicado y su sensación de frescura.

Dorita le observó sin disimulo –guapo, y fanfarrón- se aventuró a pensar, y volvió a la maceta de barro ocultándose en el césped.

El saltamontes perplejo fue tras ella, pero desconociendo el terreno su salto no fue tan certero y se golpeó contra el barrote del balcón.

-Guapo, fanfarrón y torpe-, se dijo, Dorita.

Recuperado del golpe, comenzó de nuevo su entonación, ésta era cortante y repetitiva.

-Guapo, fanfarrón, torpe y tartamudo- observo en voz baja  mientras ocultaba parte de su tripita en la tierra.

Pero con un suspiro reconoció, -sigue teniendo un precioso verde brillante a la luz de la luna-.

Cuando una de las alas del saltamontes le acarició, tembló de emoción, sería su esperma el que utilizaría para la fecundación.

Pero todo es fugaz en la vida, y al momento el tiempo cambió.

La luna se ocultó tras nubes borrascosas y una lluvia intensa comenzó a caer.

El fuerte viento agitaba el césped mientras Dorita buscando protección se hundía en la tierra.

El saltamontes, guapo, fanfarrón, torpe, tartamudo y un poco tonto, agitaba sus alas queriendo hacer frente a las ráfagas de viento, que en su juego lo alzaron del tiesto, lo llevaron por el aire hasta el estanque próximo donde varias ranas chapoteaban en el agua, y la más rápida de ellas antes de que el saltamontes aterrizara se lo comió.

Un biólogo diría que el saltamontes cantaba para atraer pareja, pero un campesino observaría que anunciaba lluvia, viento y su extinción.



LA SALCHICHA
agosto 16, 2022, 3:15 pm
Filed under: Uncategorized

En 1680 Reinier de La Haye, pintó el cuadro “Haciendo salchichas“ dejando testimonio de que ya entonces el cerdo y su carne triunfaba como animal apreciado en la gastronomía, y las simpáticas salchichas  (carne, grasa y agua con especies, envuelta en una bolsa o intestino) se extendía por Europa con diferentes tamaños, sabores y colores.

Los alemanes en el siglo XIX las personalizaron con el nombre de Frankfurt, y fueron estos mismos emigrantes quienes la importaron a Estados Unidos, convirtiéndose en un alimento callejero y barato para la clase trabajadora, al que conocemos como “Perrito caliente” (con un pincho se abre un orificio longitudinal en el pan, para albergar la salchicha dentro)

Algunos escritores han sugerido que la salchicha tenía otras finalidades aparte de alimentar, ya que en las fiestas paganas era la comida predilecta, por lo que la Iglesia, consideró pecaminoso comerlas. No se debió de imponer mucho el clero, ni entonces ni ahora, ya que siguen siendo degustadas en todo el mundo.

Y aquí estoy yo.

En la charcutería del tío Perico.

Este es un hacedor de salchichas único en el pueblo, sin colorantes ni conservantes jugosas y brillantes, tamaño 15 centímetros, haciendo con ellas un manojo las cuelga de la barra sobre el mostrador, siempre una última despegada del ramo y con un balanceo casi imperceptible pero sugerente para la clientela.

Tamaño 18 centímetros, un poco más larga que el resto de sus compañeras.

El tío Perico es un artista en la venta, va cortando las salchichas del manojo unas veces de la izquierda y otras de la derecha, pero la última y especial se mantiene, y sigue atrayendo las miradas y luciendo su tamaño para deleite de las compradoras.

Cerca de la charcutería, hay un pequeño almacén de carpintería regentada por una solterona de piel, cabello y ojos claros llamada Piedad, pero conocida en el pueblo por el  diminutivo de Piedita.

Esta, visita la charcutería para abastecer su frigorífico, y el tío Perico que suspira por ella desde hace mucho tiempo espera ilusionado su visita, y con iniciativa corta pero imaginación larga, guarda la salchicha más jugosa y larga para ella, la última del racimo.

Con cierto rubor se la ofrece, mientras por lo bajito le susurra… mide 18 centímetros.

Piedita  suelta una risa breve, mientras le giña el ojo. Eso es todo a lo que aspira el charcutero, que está convencido de que la  sugerencia sutil es interpretada.

Ágil y resuelta vuelve ella a su almacén, en su bolsa lleva la compra realizada, y a su vez, en un paquetito alargado sujetado en su mano derecha la salchicha sabrosona.

En el patio trasero del local, un Chihuahua originario de México regalo apreciado de un cliente asiduo espera impaciente su regreso, criado para ser el mejor perro de compañía, leal y cariñoso cuida diariamente de su dueña, y sabe que esta le agradece su atención con el suculento regalo que le trae cuando vuelve de la compra.

Le recibe entusiasmado entre saltos y ladridos mostrando su contento, y después de degustarla con gula, el Chihuahua no duda en acercarse a la solterona  y obsequiarle con todo tipo de besuqueos impregnados en  babas y olor a longaniza.

Ella, agradece entre risas el afecto de su perro a sabiendas de ser interesado, y por un momento sonríe al recordar la expresión y rubor del tío Perico al obsequiarla con la salchicha… también recuerda el susurro bajito… mide 18 centímetros.

No lo duda: Es hora de prestar más atención al tío Perico y su salchicha, si al pan se le realiza un orificio para albergarla, es porque se conoce la mejora que este complemento le proporciona, y las muestras de cariño de su perro hacia ella después de saborearla dan fe de la satisfacción que proporciona.



EL MAGO
julio 26, 2022, 8:58 am
Filed under: Uncategorized

                                                           

Era un hombre taciturno pero talentoso y con dedicación absoluta a la física.

Buscaba una materia muy especial y con una función concreta: Hacer invisible objetos al ojo humano.

En el sótano de su casa, realizaba trabajos día y parte de la noche, extrayendo los tejidos vegetativos de los hongos y setas que recogía en el campo.

También trabajaba con el mineral de la roca ígnea (lava) y con la escoria de la soldadura.

Fundiendo todo ello, había conseguido fibras parecidas al algodón de azúcar.

Este material cuando aplicaba a un objeto, ni absorbía ni reflejaba luz,  lo que le volvía invisible, de la misma manera que el agua de un río puede bordear una piedra sin mojarla, la luz rodeaba el objeto sin captarlo.

Comenzó por hacer invisible pequeños utensilios y al ver lo sorprendente resultados fue ampliando sus objetivos.

Pero el día que no encontró las llaves de casa, ubicó un lacito rojo “visible” junto al objeto “invisible”.

Pronto toda la casa y el sótano, estaba revestida por lacitos rojos.

Reflexionando sobre su trabajo y ante la posibilidad de sacar provecho  de ello, decidió hacerse mago.

EL primer paso, era adquirir las prendas propias del personaje, y para ello se trasladó a una tienda de disfraces, y poco después su transformación era completa.

Una chilaba holgada roja, un gorro en cono cubierto de estrellas, y una varita mágica como toque final.

Montado sobre una carreta comenzó su paseo diario por pueblos y aldeas, aunque no tenía capacidad para atraer mucho público, por su carácter soso y taciturno, su personaje iba adquiriendo renombre a raíz de sus desconcertantes desapariciones.

Fue en una aldea cercana al mar, cuando una joven guapa, después de terminar su actuación mágica le hizo una propuesta: la desaparición de una amiga gorda y fea por tiempo indefinido.

Entendió por sus explicaciones, que al marido casado con la fea, se lo rifaban entre las dos y la más interesada, que era la guapa, había encontrado la manera de librase de su contrincante.

En cuestión de amores, la amistad pasa a segundo término.

La parte económica era lucrativa, así que, compradores y mago, llegaron a un acuerdo.

Una noche mientras dormía, la cubrió con las fibras hasta hacerla desaparecer.

A las preguntas de los paisanos, el marido afirmó que su gorda y fea esposa había regresado a casa de sus padres enfermos, y a todos les pareció natural que su amiga la guapa, ocupase su casa y su cama.

Dentro de la carreta, entre otros artículos “desaparecidos” el mago se llevó de la aldea, a la joven envuelta en las fibras.

Con grandes esfuerzos la bajó al sótano y la posicionó en el sillón más cómodo que tenía, dejando a su lado el lacito rojo correspondiente.

Las fibras que la cubrían, actuaron como la crisálida que rodea el capullo de la mariposa, pasado un tiempo, fue haciéndose una metamorfosis que  la transformó. Cuando el mago pacientemente deshizo el algodón de azúcar, quedó gratamente sorprendido, había cubierto un gordo gusano y ahora descubría una preciosa mariposa.

La joven, no recordaba su pasado pero era lista, aceptó con entusiasmo su presente, al soso y taciturno mago le retiró su ridículo disfraz, vendió la patente del producto maravilloso a una fábrica de armas y municiones que vieron en ello un complemento a su armamento, y se hicieron millonarios el taciturno y ella.

En el sótano de su nuevo chalet, sigue investigando de día. Las noches las pasa entre amores con una hermosa mariposa hecha mujer.



SATURNINO
julio 4, 2022, 7:11 am
Filed under: Uncategorized

Hace muchos años, en un pueblo de Castilla, había un barbero-peluquero-dentista, llamado Saturnino, más conocido por los vecinos como Satur.

En la bajera de su casa tenía un sillón reclinable que era lo mejorcito que se había visto en la comarca, y servía por igual para cualquiera de las tres disciplinas.

Ejercía de peluquero con profesionalidad en el corte de pelo a los hombres, y en lavado con permanentes caseras a las mujeres, el ingrediente que utilizaba para las misma era de lo más natural, (hojas de apio licuadas y guardadas al sereno toda la noche) impregnando el cabello y enroscándolo en bigudíes de madera, proporcionaban rizos y ondas que había puesto en moda la sacristana.

Es obvio que todos los hombres llevaban el mismo corte de pelo y todas las mujeres el mismo peinado.

Su trabajo de barbero era el más limitado, solo en las festividades importantes acudía algún cliente para mejorar su aspecto.

El bisabuelo de Satur fue chino, y él, había heredado del mismo ciertas costumbres y habilidades, a la vez que los ojos rasgados.

Desde niño, había practicado la extracción de clavijas insertadas en tablas de madera, con el dedo pulgar e índice de su mano derecha, (sus antepasados fueron especialistas en esta materia) hasta adquirir en los dos dedos una fuerza inusual, impregnados de resina que actuaban como pegamento y ejerciendo presión en el diente o muela los extraía con habilidad a los sufridos vecinos.

El pago por los servicios prestados a la comunidad, le abonaban en especies, por lo que Satur tenía recursos sobrados para comer y beber de lo mejor que la tierra castellana producía.

Un día, montado sobre la carreta del sacerdote que recorría los tres pueblos del municipio que tenía bajo se responsabilidad, llegó un viajero desconocido.

Se detuvo en la plaza, junto a la parroquia.

Muy amanerado, bajó con un saltito cuidadoso de ella.

Desde la bajera de su casa Satur le observó, y una docena de ojos tras los cristales de las ventanas también, había algo extraño en el guapo mozo, pero no pudo clasificar que era.

Este, se despidió del cura con una reverencia y un apretón de mano.

El cielo estaba raso y el sol calentaba, fue entonces, cuando el viajero sacó de su bolsa una pamela rosa de seda y cubrió con ella su cabeza.

Directamente y sin preámbulos se dirigió a la cantina del pueblo, dejando tras él, todo un mundo de especulaciones.

   LA NOCHE DEL SABADO, GRAN ESPECTACULO DE LA “CAMPANERA”

Horas después, un cartel realizado a mano y subrayado se exponía en la puerta de la misma.

La excitación y el chismorreo de los vecinos fue en aumento, el trabajo de Satur se duplicó, cortes de pelo, permanente, rasurados… hasta la extracción de una muela, nadie quería perderse el espectáculo y todos, hombres y mujeres se preparaban para acudir a verlo.

Con sus mejores galas hicieron acto de presencia a la hora convenida.

“LA CAMPANERA”, pintada sus ojeras y vestida de seda como dice la canción, hizo el deleite de los espectadores.

                                             PORQUE SE PARA LA GENTE

                                            NADA MÁS VERLA PASAR…

                                             PORQUE ES LA ALONDRA VALIENTE

                                             QUE ALZA LA FRENTE Y ECHA A CANTAR…

Satur, puesto en pie aplaudía entusiasmado.

Nunca había conocido un travestí, y entre lo que veía e intuía estaba en plena emoción.

Al finalizar la noche, le invitó a su casa.

Una vez en ella, le recomendó su sillón reclinable, para ver acomodado mejor las estrellas.

Fue una noche inolvidable para los dos.

El barbero, peluquero, dentista, le mostró todo lo que sabía hacer con sus manos y sus dos dedos índice y pulgar…

Mientras, la campanera le susurraba coplas al oído bajo la noche estrellada sobre un sillón reclinable de múltiples usos, compartido.

                                           AY CAMPANERA…

                                          AUNQUE LA GENTE NO CREA

                                          TU ERES LA MEJOR DE LAS MUJERES

                                          PORQUE TE HIZO DIOS…SU PREGONERA.



EL JOVEN Y EL VIEJO
junio 27, 2022, 9:43 am
Filed under: Uncategorized

EL JOVEN Y EL VIEJO

El cerebro de Teo como el de la mayoría de los humanos, había alcanzado su volumen adulto a los diez años, había transcurridos unos cuantos más desde entonces (ahora tenía 24) pero, lo que se dice madurar como persona no había madurado… apuestas, bromas pesadas, peleas… El, reivindicaba que hasta los treinta años, se sigue formando en el cerebro conexiones que lo cambian todo, por lo tanto, había tiempo para madurar.

En su casa no le ejercían control, la familia admitía despreocupada e inconsciente sus chirigoteadas, su genio vivo y su juicio débil era aceptado.

Vivía en un pueblo de Castilla donde la edad media de los vecinos superaba los sesenta años, y claro, todos los viejos le enjuiciaban hoy, con el criterio de su ayer joven, cayendo en el tópico del censurar añoso. (Consta en las Pirámides de Egipto desde hace 4000 años mensajes en los que los adultos se quejan de los jóvenes)

Un día, falleció uno de los ancianos del pueblo y todos le acompañaron en  duelo hasta su última morada, entre los asistentes se encontraba una “bruja” familiar de Teo que les pronosticó, que el primero que saldría del cementerio moriría antes del fin de semana.

Al principio, hubo risas y bromas entre los asistentes, pero a la hora de la verdad, ninguno se atrevió a tomar la iniciativa de salir y la noche fue declinando con todos los vecinos asustados dentro del cementerio, incluyendo al cura párroco.

Solo, cuando Teo apareció con el juego del dominó y las cartas del hogar del jubilado entre manos, para según él, animar a los difuntos con unas partidas sobre las losas de sus tumbas, comprendieron que se habían burlado de ellos, y que era una tomadura de pelo.

Teo, no cumplía los elementos básicos del funcionamiento social.

 Se reía de todos y en cualquier circunstancia.

La experiencia más extendida en el ser humano, es el deseo de venganza.

A la mañana siguiente sin cita previa, todos los vecinos fueron acercándose al bar de Emilio en busca de ella.

-Hubo quien propuso, encerrarlo en el corral de la Tomasa con su vaca y su mal genio, (la de la vaca) reconocida en toda la comarca…

– Sabedores de la poca habilidad de Teo en el agua, otra propuesta fue, tirarlo a la poza desde el puente, y que salga como pueda…

-Atarlo a la colmena de Braulio… (Era alérgico a las picaduras de abeja)

Hay tres elementos que reaccionan diferentes ante las mismas circunstancias, una manzana en agua hirviendo se ablanda, el huevo se endurece y la bolsa de té, ofrece lo mejor de su esencia,…solo el más viejo del pueblo era la bolsa de té aquella mañana. 

-Tímidamente propuso… Y si le reeducamos?

Todos a una le miraron sorprendidos.

-Teo, percibe pensamientos que le producen emociones, y los materializa con acciones equivocadas.

-Podríamos enseñarle a remodelar sus pensamientos, si utiliza otra ruta, llegara a lugares diferente.

Se hizo un silencio total en el bar.

Nadie había entendido nada.

Pero si quedaba en el aire la sensación…de que no había venganza.

Y los viejos querían… ojo por ojo, diente por diente

-¿Y si le buscamos una moza, para que se dedique a retozar? Un apoyo moral con tetas…

Cuando Teo le conoció en Facebook con un vestido rosa lleno de lentejuelas tocando el violín…, babeó, la venganza tomó forma de mujer

Todo cambió. Madurar… madurar… La moza, ante cualquier desacuerdo le pellizca con bravura, ahora Teo va lleno de moratones, los viejos sonríen al verle pasar, hace tiempo que ha dejado de sonreír él.

                                                      THE END



EL SENTIDO COMÚN
junio 15, 2022, 3:45 pm
Filed under: Uncategorized

     

Al poco de nacer Juantxo, se pudo constatar que sus cinco sentidos respondían correctamente a los estímulos, pero con el transcurso del tiempo se apreció la total falta del sexto, el llamado.  SENTIDO COMÚN

EINSTEIN decía, que éste sentido, son perjuicios dejados en la mente desde que nacemos para facilitar la convivencia.

Lo cierto es, que son conocimientos que nos aportan la sabiduría popular y la familia, y estos son tenidos por prudentes, sensatos y lógicos.

Nos ayudan a encontrar soluciones prácticas a problemas concretos y distinguir lo conveniente de lo inconveniente.

-Comer sano…

-No conducir mirando el móvil…

Juantxo, cruzaba la calle sin comprobar la posible presencia de algún vehículo a punto de arrollarlo.

Transcurría su vida de sobresalto en sobresalto, unas veces protegido por quienes le rodeaban y otras por su buena suerte, pero sin desarrollar el más primitivo y sabio de los sentidos.

Aprendió a confiar en el conocimiento para sopesar lo que no tenía, y lleno su cerebro de convicción intelectual.

Aquel año, llegaron las navidades y una vez más, amigos y familia se intercambiaron décimos de lotería, con la esperanza de repartirse el premio entre los múltiples números que todos iban acumulando, confiando en el sentido común que le sugería que a mayor número de participaciones, más posibilidades.

Juantxo no participó.

Pero llegaron los Sanfermines y entre toros y vino, una navarrica de ojos color mar embravecido le ofreció un décimo de lotería, y bajo su influjo, no sólo compró el décimo sino toda la serie, mientras suspiraba embobado.

La suerte le fue propicia, el número fue premiado y la serie le hizo millonario.

Quiso agradecerle a la diosa que le diera tanta fortuna, y cuando ella correspondió a su mirada, quedo preso de los ojos color mar.

Familiares y amigos le afirmaron que el motivo no era él, sino su abundante dinero sorprendentemente acumulado.

Una vez más, su sentido común no hizo acto de presencia.

Decidió compartir con ella vida, dinero y convicción intelectual.

Y encontró en la navarrica todo lo que deseaba…placer en su bello cuerpo y codicia en su ser.

Para evitar confrontaciones, conocedor de que la elocuencia más persuasiva es la del “redoble del tambor” adquirió un tamboril y aprendieron a golpearlo con ritmo simple y básico, hasta solucionar los intereses contrapuestos. 

Con el acierto de la lotería y el acierto en el casar, ya no le quedaba nada para acertar.

           El sentido común, no fue nunca su prioridad.



La banda de música
abril 24, 2022, 12:37 pm
Filed under: Uncategorized

                                       

Rodeado de viñedos y campos de cereal, era un pueblo rural de arquitectura señorial con casas y calles empedradas.

La ciudad cercana, como localidad de mayor tamaño presentó un atractivo irresistible para la juventud, y éstos abandonaron el terruño, unos por estudios y otros por trabajo.

Pero como en todos los pueblos, quedaron un par de personajes únicos y diferentes, el fontanero Joatxin y el carpintero takataka, los dos amantes del buen vino, el orujo de los hollejos de la uva y la música de carácter local.

Estos dos vecinos unidos al sacristán al que llamaban “Pepito grillo” y que era el que proveía al pueblo de preservativos y puros habanos, decidieron que un pueblo sin banda de música es triste y aburrido, por lo que comenzaron hace recuento de los instrumentos musicales que en la iglesia se guardaban para las procesiones y en el ayuntamiento para las corridas de toros, sin olvidar el bombo del herrero y el pandero de la sinsorga de la farmacéutica.

Se animó a los vecinos a participar con los pocos o muchos conocimientos musicales que poseyeran, eso sí, debían de estar capacitados para desfilar sin bastón, ya que el pasacalle obligaba a llevar un ritmo no apto para cojos y torpes.

La agrupación musical no llevaría uniforme, pero sí boina roja.

Estaría formada, por clarinetes, flautas, cornetas y pandero en filas de a tres, por último el bombo cerraría la fanfarria. El director sería el maestro escolar.

Comenzaron los ensayos en el hogar del jubilado finalizada la jornada laboral… entre trago y trago de vino y orujo.

La música es amable y armoniza el ambiente, los diez músicos asesoraban a la sinsorga de la farmacéutica, a que vistiera una falda de pliegues ligera para que ondeara al viento al compás de su paso garboso, el día del desfile.

Por fin llegó la hora de realizar el primer pasacalle bajando desde el ayuntamiento hasta el río.

Desde primeras horas, los vecinos fueron colocando sillas delante de sus casas para verles pasar sentados.

El comienzo del recorrido se anunciaría con un cohete.

Sonó éste, y a buen ritmo y al acorde de un pasodoble se pusieron en marcha, los aplausos y gritos de los vecinos comenzaron animarles, y fue al doblar la calle hacía el rio, cuando una ráfaga de aire alzó la falda de pliegues de la sinsorga farmacéutica, dejando a la vista un soberbio culo con unas bragas negras de motas blancas.

Pepito grillo, Joatxin y takataka que iban detrás, entre lo que veían y lo que querían ver, pues el viento subía y bajaba la falda, provocaron que el herrero chocara contra ellos.

Poco después, instrumentos, boinas y músicos daban de bruces en el empedrado, el bombo comenzó a rodar cuesta abajo y el herrero a grandes zancadas intentaba detenerlo.

Al llegar al puente con un triple salto el bombo cayó al río, detrás fue el herrero olvidando que apenas sabía nadar, y tras ellos takataka y Joatxin, al rescate del amigo y bombo.

De regreso, recibieron los abrazos y aplausos de los vecinos,  hubo para todos, buen vino, orujo y puros habanos.

LA SINSORGA DE LA FARMACEÚTICA, RECIBIO TRES SUGERENTES PROPUESTAS ANTES DEL ANOCHECER, JUNTO CON TRES PRESERVATIVOS.



EL LUTO
abril 8, 2022, 2:16 pm
Filed under: Uncategorized

                                                           

Era el año 1497 cuando a los reyes católicos se les murió el segundo de sus hijos, e impusieron el color negro como sentimiento de tristeza para exteriorizar el dolor.

Desde entonces es el color del luto en Europa, y a nivel de vestuario una manera de responder a la muerte.

Pero es evidente que existe un dato curioso, el luto se asocia más a las mujeres que a los hombres.

A ellas, se les exige que su vestimenta sea de negro total, ellos con un brazalete cosido en el brazo de la chaqueta o una corbata negra, es suficiente.

En Roma, si la mujer volvía a casarse cuando todavía se le consideraba en época de luto, era una infame promiscua. Ellos en cambio, podían casarse cuando quisieran, al fin y al cabo ya lo dice la biblia: No es bueno que el hombre esté solo.

Mucho ha cambiado desde que gobernantes y académicos redactaran la primera defunción.

Cuando le llegó el luto a Úrsula, pasó por el tinte toda su ropa, dejándola ésta con el color apropiado para la situación, ya que hubiera sido mucho gasto, comprar un nuevo vestuario.

El féretro de su esposo, no salió de su domicilio como en la cultura romana se decidía “con los pies por delante”, y si ese detalle, que no se había tenido en cuenta al llevarse de casa, pasó desapercibido para todos, no para Úrsula, que consideró motivo suficiente para desconfiar de las tradiciones.

A la semana y de forma discreta, estaba en el Corte Ingles abasteciéndose de “mudas color rojo sangre”, e incluyendo un picardías “pistacho” en el carrito de la compra.

De negro y marcando ojeras, de día  cumplía con el duelo al que le sometían los vecinos, a la noche coqueteaba ante el espejo con el picardía “pistacho”, era lo que su difunto marido hubiera deseado de estar presente y una manera personal de enfrentarse a la soledad.

El espejo le devolvía su imagen y ella se reafirmaba sonriendo ser una parte completa, no la mitad de nadie, que en la intimidad no vestía de luto, aunque estuviera de duelo.

Del luto, se pasó al medio luto como era la tradición, el negro ya combinaba con motitas blancas en su vestuario callejero, en la intimidad, todos los colores del arco iris llenaban los cajones de su dormitorio.

En la tumba de su esposo, sembró un geranio a la semana de su despedida y con el transcurso el tiempo, este había florecido, llenando de color y verdor el final del duelo.

Por suerte, al día de hoy, el luto ha dejado de estar vigente, el color ante la pérdida de un ser querido es irrelevante, el duelo, no podrá ser reemplazado, este estará siempre presente



EL ORINAL
marzo 29, 2022, 2:37 pm
Filed under: Uncategorized

                             

Soy un utensilio higiénico de uso doméstico, un recipiente en forma de cuenco originalmente de bronce, que comenzó a fabricarse en porcelana a partir del siglo XVII, está diseñado preferentemente para las mujeres, y se ha utilizado desde la antigüedad para recoger orina, en las tumbas egipcias ocupaban un sitio entre las piezas del ajuar funerario.

He sido parte de nuestra historia para cubrir unas necesidades biológicas, me dejaban bajo la cama o en el cajón de la mesilla de noche, y era tan imprescindible entonces como el teléfono móvil ahora.

En el Siglo XIV era costumbre inglesa regalar un orinal cuando se llegaba a la mayoría de edad las mujeres.

El que utilizaba el hombre, le llamaban “bacín”.

Y ahora que tenéis una idea concreta de quien soy, voy a contaros lo que ha sucedido.

Resido en un convento de novicias, ofreciendo un servicio nocturno, discreto e individual.

Al día de hoy, ha recibido la abadesa la solicitud de compra de un “bacín” para el uso exclusivo del cura del convento, expone el solicitante, que se tengan en cuenta sus necesidades biológicas en horarios de servicio confesional. Se añade a la solicitud, la exigencia de que el mismo sea de bronce y no de cerámica.

Esto último ha exasperado a la abadesa, que ha encargado a una novicia la compra del mismo, confiando en su buen criterio.

Manuela, sin rubor, ha ido a la ferretería y le ha explicado al buen mozo que le sonreía tras el mostrador, su pedido.

El ferretero, con sus ojos alegres ha desaparecido en la trastienda, para volver poco después con uno de ellos en sus manos.

La novicia, después de observar detenidamente el cuenco no termina por decidirse, la austeridad del mismo le produce rechazo.

Ella, familiarizada conmigo, que soy un simpático orinal de cerámica blanco adornado con unas sencillas florecitas azules, no ve ningún atractivo en el nuevo recipiente.

Observando su indecisión, el mozo le ha sugerido:

-Sería más atractivo su aspecto con un dibujo en el interior… en unos días estaría finalizado –

Manuela ha aceptado la propuesta de inmediato, acordando la elección del dibujo al criterio del dibujante.

De regreso, ha expuesto a la consideración de la abadesa su diligencia, y a los pocos días ha vuelto para recoger el encargo.

Al tener en sus manos el “bacín” el rubor se ha reflejó en su rostro, en el fondo del mismo se veía dos bonitos ojos azules.

    –Son tan hermosos como los tuyos– le ha insinuado en un susurro el dibujante improvisado.

El cura, al recibir su encargo se ha abstenido de comentarios… a los pocos días Manuela le ha llevado al mozo su orinal, sugiriéndole el dibujo de los ojos de él, en el fondo del mismo.

Cada noche, cuando tintinea el cuenco, unos ojos le sonríen desde el fondo del mismo… son los del simpático ferretero.